Atajo de Navegación:

Instituto Federal de Telecomunicaciones


Entrevista del CP Adolfo Cuevas a Milenio TV. Tema: Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil.

JOSUÉ BECERRA, CONDUCTOR: Precisamente para hablar de este tema tenemos en la línea a Adolfo Cuevas, Comisionado Presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones. Comisionado, cómo está, buenas tardes.


ADOLFO CUEVAS, COMISIONADO PRESIDENTE IFT: Buenas tardes Josué, gracias por la oportunidad de hablar contigo, con tu audiencia.


JOSUÉ BECERRA: Gracias, sin duda es un tema interesante, polémico, pero, sobre todo, también importante para lo que está sucediendo en nuestro país. ¿Es óptimo o no este padrón desde su punto de vista?


ADOLFO CUEVAS: Nuestro punto de vista es el siguiente: como institución, como autoridad pública estamos obligados a cumplir la ley ordenada por el Congreso, eso no está a discusión, puede haber diferencias, pero, no puede estar a discusión cumplir o no una ley, quienes se sientan agraviados tienen vías para hacerlo valer y en defensa de sus derechos.


Ahora bien, ¿qué tipo de instrumentación nos corresponde, Josué? Una instrumentación responsable, por eso y como ejecutores del padrón, lo que vamos a hacer es diseñar un sistema informático absolutamente seguro y blindado que tiene ciertamente un costo elevado, Josué, y eso lo hemos hecho saber ya a la autoridad, lo hicimos saber al Senado y lo vamos a plantear la Secretaría de Hacienda para obtener la ampliación presupuestal.

 

Deben darse cuenta las autoridades, todas, que este padrón es el más grande que existirá en México, superior a los 80 millones de registros del INE, porque móviles tenemos más de 120 millones de líneas, no podemos permitir que la información del padrón se desvíe para propósito cualquiera ajeno al cometido de seguridad y procuración de justicia, o mucho menos que aparezca en cualquier sitio los datos de los usuarios, por eso lo vamos a blindar con un sistema sumamente costoso, es cierto, para el cual, no tenemos recursos, y que estamos gestionando.


Lo que afirmo es: uno, tenemos que cumplir la ley, para nosotros eso no está a discusión; dos, lo haremos de una forma responsable, técnicamente impecable y garantizando la seguridad de los datos que se nos confíen.


JOSUÉ BECERRA: ¿De cuántos recursos estamos hablando que necesita para poder garantizar con seguridad este padrón?

 

ADOLFO CUEVAS: Josué, hemos hecho un estimado por el tipo de servidores que se requieren y otros aspectos de ciberseguridad, superior a 700 millones de pesos, es sumamente costoso, no podemos tenerlo en los mismos servidores del Instituto, que además, no tendrían la capacidad física de almacenar y administrar más de 120 millones de registros, pero además, Josué, son sistemas que no pueden compartir otras utilidades, como nuestro internet normal en el Instituto, nuestros correos, etcétera, ¿por qué? Porque entonces cualquier afectación que pudiera haber por una causa distinta, como un hackeo alguna de nuestras páginas de información, etcétera, afectaría al servidor entero y lo dejaría fuera de servicio.

 

Debe ser un servidor absolutamente independiente y dedicado solamente al padrón, pero, además, Josué, importante que lo sepan los usuarios, ¿qué sucedería ante la eventualidad en la Ciudad de México de un sismo? Está el IFT en la Ciudad de México, ¿O qué sucedería en un problema social que nos impidiera acceder al servidor?


Tenemos que instalar también un servidor alterno en una ciudad distinta para que en caso de que hubiera una contingencia en la Ciudad de México el padrón pueda seguir funcionando, por la alta responsabilidad de los datos resguardados y para que pueda ser utilizado para los fines que he señalado.

 

Por eso es muy relevante que contemos con los recursos. Se lo explicaremos en los próximos días a la Secretaría de Hacienda, y si no tenemos una respuesta positiva lo haremos saber a la Cámara de Diputados con motivo del próximo decreto del presupuesto de egresos, para que se financie aquello que como bien dijo el Presidente, compromete la seguridad del pueblo.

 

Dijo hace una semana el Presidente en una conferencia matutina, refiriéndose al padrón: ningún negocio puede estar por encima de la seguridad del pueblo, eso es cierto, pero también implica que los datos personales que implican la identidad, y por tanto, la seguridad de las personas, de los ciudadanos, sean absolutamente seguros, y no podemos minimizar el gasto asumiendo que debemos hacer al menor costo posible con riesgos a la seguridad, todo lo contrario, tiene que ser un sistema robusto, sólido, impenetrable a hackeos y otro tipo de amenazas.


JOSUÉ BECERRA: Es decir que hasta que no se tengan esos recursos y toda esta tecnología para poder garantizarlo se va a poder tener ese padrón, es decir, puede llevar tiempo entonces.

ADOLFO CUEVAS: Puede llevar tiempo, hay tiempos marcados por el Congreso, pero yo lo pongo en un sentido práctico y de alta responsabilidad como servidor público y consciente de mi deber ante los usuarios y la ciudadanía.

 

¿Cómo puedo yo ordenar que se empiecen a recabar datos, lo cual debería ocurrir en un plazo máximo de un año a partir de publicado el decreto, si no tengo el sistema donde estarán debidamente resguardados? No me parece responsable, es algo que evidentemente no está definido, porque son cuestiones que pasan al Pleno, Josué, pero yo no veo, incluso, por sentido común cómo podría cualquier persona poder ordenar algo así: entrégame tus datos pero no sé dónde los voy a tener, no sé si los voy a poder tener con seguridad, dónde los voy a guardar mientras echo a andar el sistema, eso no sería sensato, no es responsable y compromete evidentemente cuestiones de derechos personales, de garantías individuales y de respeto mínimo entre personas.


JOSUÉ BECERRA: Claro, porque el miedo está en antecedentes, lo que sucedió con RENAUT, o también con incluso el padrón electoral, que estaba accesible incluso en Tepito, es decir, cosas de esas que se tienen que evitar teniendo, no solamente recursos, sino la tecnología. Cómo garantizarle al ciudadano que efectivamente están muy seguros esos datos y obviamente al servicio solamente de la autoridad.


ADOLFO CUEVAS: Pues mira, se trata de tener sistemas con estándares internacionales en materia de ciberseguridad, de construcción de centros de datos, hay estándares internacionales, evidentemente, y los haremos valer, serán públicos y transparentes para que la ciudadanía y cualquier otra instancia que tenga interés pueda saber con absoluta transparencia que los sistemas son seguros, son sólidos.


Déjame decirte sobre lo que hablabas antes, Josué, que ciertamente en julio, cuando nos dirigimos a la Cámara de Diputados en julio, que se estaba discutiendo, y en marzo de este año, cuando nos dirigimos al Senado, que también se estaba revisándolo ya aprobado en diputados, justamente referíamos las experiencias fallidas como la del RENAUT, y alertábamos de los riesgos y enfatizábamos el tema delicadísimo del manejo de datos personales.

 

La ciudadanía tiene absolutamente la razón y todo el innegable derecho de reclamar sus datos, primero, no se recaben más de los estrictamente necesarios; segundo, cualquier dato que se recabe se ha manejado con absoluta responsabilidad y con la debida seguridad, eso no es, Josué, sino un derecho, y los derechos no se negocian, no se eluden, no se minimizan por cualquier otra cuestión como puede ser un tema presupuestal o de prisa, incluso por el grave tema de seguridad pública, porque ante el conflicto de derechos debemos optar por aquello que armonice, y lo que armoniza es cumplir la ley pero cumplirla con responsabilidad.


JOSUÉ BECERRA: Bien, entonces hasta que no se tenga la respuesta. ¿Ya ha tenido algún acercamiento precisamente con esta Comisión para hablar si se pueden tener o no estos recursos inmediatos o pronto?


ADOLFO CUEVAS: Nosotros lo hicimos saber al Senado, hicimos un costeo al Senado, se lo hicimos saber antes de que se aprobara la minuta, se lo hicimos saber el seis de abril a varias Comisiones, a varias senadoras y senadores, les hicimos este costeo del que te hablo, donde se evidenciaba que es del orden de cientos de millones de pesos un sistema informático con ciberseguridad plenamente confiable.

 

Ahorita lo que estamos preparando con toda la evidencia técnica es el oficio de requerimiento de ampliación presupuestal que dirigiremos a la Secretaría de Hacienda. Esperemos tener la comprensión, pero también sabemos, nadie está obligado a lo imposible, que hay muchos temas que atender con presupuesto, con gasto público, en caso de que no tengamos éxito nos dirigiremos a la Cámara de Diputados con motivo de la aprobación del presupuesto del próximo año.


Lo que yo anticipo es una opinión técnica y la quiero decir y subrayar el aspecto técnico de mi opinión, es que no puede haber seguridad en los datos si el sistema no está previamente establecido y comprobado, y en ese sentido no sería responsable, en mi concepto, pedir que se recaben datos por los operadores, que es su obligación, si el sistema no está en marcha.

JOSUÉ BECERRA: Pues seguramente estaremos muy atentos al seguimiento de esto, porque definitivamente va a generar todavía mayor polémica. Señor Adolfo Cuevas, Comisionado Presidente del IFT, del Instituto Federal de Telecomunicaciones, muchísimas gracias por este tiempo.


ADOLFO CUEVAS: A ustedes por la oportunidad, buenas tardes.

 Fecha de la Entrevista: 22 April 2021

Documentos para descargar

Escuchar entrevista

Temas relacionados

Compartir

2015 Instituto Federal de Telecomunicaciones - Algunos Derechos Reservados